fbpx

Depilación con cera, un método sencillo y cómodo

El vello debe estar largo para que la cera cumpla su función a la perfección y pase más tiempo hasta su próxima aparición. La cera se aplica sobre la piel con una espátula de madera, estirándola bien para que sea más fácil arrancar el vello.

La cera caliente abre los poros de la piel, de forma que el vello sale con más facilidad. El sistema para hacerlo bien consiste en tirar desde abajo hacia arriba. Depilarse no tiene por qué ser algo incómodo, tan solo hay que relajarse en un lugar cómodo y dejar que actúen los profesionales.

La cera puede ser caliente o tibia, todo depende de las preferencias de cada usuario o de la zona a depilar. Normalmente, la cera tibia se utiliza para aquellas zonas donde el vello es más fino o para las zonas menos sensibles (brazos o piernas). Para las que son más sensibles (ingles y axilas), lo mejor es utilizar cera caliente. De esa forma, aseguramos que la depilación sea rápida, efectiva, profesional e higiénica.

¿Cuáles son los beneficios de la depilación con cera?

Si aún no te has decidido debes tener en cuenta los beneficios de la depilación con cera. Estos son los más importantes:

  • La exfoliación, pues al retirar la cera de la piel, las células muertas de la piel adheridas a ella se eliminan de forma automática.
  • La cera arranca el pelo de raíz, por lo que el vello tarda más tiempo en aparecer, algo que no sucede al utilizar maquinilla. Además, este método solo es necesario utilizarlo una o dos veces al mes como mucho. De esa forma, permitimos que la piel descanse y no se irrite tanto.
  • El pelo se arranca desde el folículo, así aparece más débil y delgado.
  • La cera permite hacer un trabajo más preciso, pues permite llegar a zonas tan delicadas y definidas como la ceja, el bigote o el área del bikini.
  • Si la cera se aplica de manera profesional, la irritación inicial de la piel apenas dura unos minutos.
  • La piel resultante es sedosa, saludable y agradable al tacto. El vello se retira de una vez y la piel aparece impecable.
  • Hoy día existen diferentes tipos de cera (caliente, fría o tibia). Hay para todos los gustos y para todas las pieles.
  • La depilación con cera supone un método eficiente y bastante económico.

Como cuidar la piel antes de la depilación

  • Realizar una exfoliación antes de la depilación. La aparición de granitos tras la cera es algo bastante común. Exfoliar la piel eliminará las células muertas y los poros quedarán abiertos para que el pelo no crezca hacia adentro.
  • Otra manera para abrir los poros es preparando una ducha caliente. Al finalizar no resulta recomendable aplicar crema hidratante, pues la cera no se adhiere con la misma facilidad.
  • Aplicar hielo en la zona reducirá el dolor. De todas formas, no se debe utilizar con cera caliente, pues la piel puede perder sensibilidad y no notar que se está quemando.

Consejos para que la piel se recupere tras la depilación

  • Los granitos y la irritación se reducen al aplicar frío en la zona afectada.
  • Utilizar crema hidratante tras la depilación es lo más adecuado para cuidar la piel. En este sentido se recomiendan aquellos productos que contienen aceite de oliva y manteca de karité.
  • Si tras la depilación han quedado restos de cera, un truco muy efectivo para retirarlo es utilizar un algodón mojado en aceite de oliva.