fbpx

¿Sabes qué es la cavitación y para qué sirve?

Muchas personas se preguntan qué es la cavitación y para qué sirve, ya que es uno de los tratamientos más solicitados en los últimos años. Todos, antes o después, nos vemos en la lucha contra la grasa localizada o esos kilos de más que tanto nos molestan. Hay diversos tratamientos estéticos que no requieren cirugía y que han demostrado ser muy eficaces para solventar estos y otros problemas relacionados con nuestro aspecto. Uno de ellos es la cavitación.

¿En qué consiste la cavitación?

La cavitación es una técnica avanzada de medicina estética que está indicada para eliminar la grasa localizada a través de ultrasonidos de frecuencia baja. Es un método mucho más económico y seguro que la liposucción y ofrece resultados que se podrían considerar similares. Esta sin duda es una de las razones por las que muchas personas optan por un tratamiento de cavitación.

Estos ultrasonidos utilizados provocan la aparición de pequeñas burbujas en los adipocitos, que se encargan de hacer que implosionen. El resultado es que las células de grasa explotan y se convierten en líquido. Este líquido, finalmente, se elimina a través del sistema linfático y la orina. Los resultados son visibles tras pocas sesiones, y pueden suponer una reducción de hasta 12 centímetros de contorno. 

Los tejidos adiposos se pueden localizar en diferentes partes del cuerpo, pero la cavitación está especialmente recomendada para tratar el exceso de grasa en el abdomen, las caderas y los glúteos.

Pero, ¿en qué consiste la cavitación? Estas son las claves sobre cómo se lleva a cabo una sesión de este tratamiento:

  • Se delimita la zona a tratar, donde se encuentra la grasa localizada.
  • Se aplica un gel.
  • Este gel se extiende y se le hace trabajar con un aplicador con movimientos circulares. Provoca una sensación de succión.
  • Es indoloro.
  • Cada sesión tiene una duración de entre 20 y 40 minutos.
  • Para favorecer la eliminación de células grasas, se pueden aplicar masajes linfáticos u otras técnicas de drenaje. También se puede combinar la cavitación con un tratamiento de radiofrecuencia. 

Eliminar la grasa localizada y otras funciones de la cavitación

Si bien es cierto que el objetivo principal de esta técnica novedosa es el de eliminar la acumulación de grasa localizada, hay otras muchas ventajas y beneficios de la cavitación que debemos tener en cuenta.

  • Mejora la circulación sanguínea. La acumulación de células grasas puede dificultar la fluidez de la circulación, por lo que al eliminarla y hacer trabajar al sistema linfático, esta mejora.
  • Elimina toxinas y líquidos. Si este tratamiento se combina con un drenaje linfático, no solo se desecharán las células adiposas, sino también otros desechos que no benefician al organismo.
  • Tonifica los músculos. 
  • Regula el tránsito intestinal. 
  • Acaba con la celulitis y la piel de naranja.
  • Moldea el cuerpo y reduce su tamaño.
  • Mejora la elasticidad de la piel, por lo que su apariencia también es mejor.
  • Estimula la formación de colágeno y elastina.  

En conclusión, la cavitación es un tratamiento sencillo que no requiere anestesia ni tiempo de recuperación. No obstante, se aconseja beber abundante agua antes, durante y después de una sesión para fomentar la eliminación de líquidos. Y si quieres mejores resultados, puedes combinarlo con otros tratamientos como la presoterapia o el drenaje linfático.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

WhatsApp chat