fbpx

Vello encarnado o enquistado tras la depilación ¿cómo eliminarlos?

El vello encarnado puede llegar a ser tan molesto como desagradable, pues se trata de pelos que; o bien han salido de la piel, pero se han doblado entrando por otro diferente; o bien han crecido hacia los lados por encontrarse el folículo piloso obstruido por células muertas. Generalmente aparecen como consecuencia de un afeitado o tras la depilación con depiladoras eléctricas, por lo que las zonas afectadas suelen ser la barba o partes íntimas de un hombre o las piernas, las axilas y zona púbica de la mujer.

¿Cómo distinguir un grano de un pelo encarnado?

Cabe destacar la importancia de saber distinguirlos de un comedón o grano. En ambos casos se produce una irritación en la piel y aparece una pequeña vesícula que puede confundirse con ambos y producir picor o incluso ser incluso dolorosa. No obstante, en ocasiones es posible visualizar el pelo que se encuentra bajo la piel.

A pesar de no tratarse de un problema grave, es primordial eliminarlos para evitar una infección o enquistamiento que dé más problemas. Eliminándolos de la forma adecuada no solo evitaremos la aparición de una infección, sino que también estaríamos previniendo posibles manchas en la piel y cicatrices permanentes.

Di adiós al pelo encarnado

Ahora que ya sabes lo importante que es eliminar el vello enquistado, debes saber cómo hacerlo correctamente mostrándote algunos trucos que podrán ayudar tanto en su prevención como en su eliminación. En primer lugar, es básico que tengas en cuenta algunos aspectos en cuanto al afeitado o la depilación:

  • Prepara la piel para la depilación o el afeitado. Para ello, la suavizaremos con agua tibia o con una toalla húmeda para aplicar el jabón, preferiblemente antibacteriano.
  • Haz el afeitado en la misma dirección en la que crece el vello y comprueba que las cuchillas están en buen estado.
  • Evita maquinillas eléctricas, ya que dirigen el pelo en todas las direcciones y usa, a poder ser, una maquinilla desechable de una sola hoja.

Además de estos consejos prácticos que te hemos mencionado, los profesionales recomiendan la depilación láser como el mejor tratamiento. No obstante también es posible usar algunos remedios caseros que ayudarán con nuestra meta: eliminar los vellos enquistados.

  • Exfoliantes a base de sales:  puedes preparar una mezcla con cristales de azúcar y zumo de limón. Son ideales para eliminar y prevenir este tipo de vello. Aplícalo con movimientos circulares para eliminar la piel muerta y despídete de este problema.
  • Piedra pómez: frótala en la zona con pelos encarnados y reduce el enrojecimiento, el dolor y la inflamación y elimina las células muertas de la piel.
  • Mascarilla de azúcar: aplica sobre la cara la máscara a base de azúcar glas, 1 ½ cucharadita de fécula de maíz, ½ limón, 2 cucharaditas de vinagre de manzana y 85 gramos de miel. Déjala actuar durante media hora y enjuágala con agua tibia.
  • Aloe vera: aplica una importante cantidad de gel de aloe vera en la zona afectada 2 veces al día, en este caso sin enjuagar.

Pasos para extraer el vello encarnado

Aunque lo ideal sería acudir al médico, si tienes el vello bastante a la vista y sigues estos pasos con sumo cuidado, podrás retirarlo tú mismo:

  • Exfolia de forma concienzuda la zona.
  • Desinféctala con jabón antibacteriano o algún antiséptico y agua tibia.
  • Usa pinzas perfectamente desinfectadas.
  • No fuerces demasiado a la hora de intentar retirar el vello encarnado, ayúdate de compresas calientes o con manzanilla para hacerlo salir a la superficie. Si no te es posible, acude al médico para evitar que el problema empeore.
  • Vuelve a lavar la zona.

Como ves, aunque los vellos enquistados no son un problema grave, es preciso tener en cuenta tanto su prevención como su eliminación.