fbpx

bolsas en los ojos, ojeras, o patas de gallo ¿Cómo eliminar y que no vuelvan a aparecer?

Las bolsas en los ojos se deben a la retención de líquidos (edema) o el crecimiento y herniación de las formaciones de grasa que existen en la zona ocular. Estas agrupaciones de grasa en su origen están retenidas por unas membranas conocidas como septo orbitario, pero con el paso del tiempo y debido a su aumento, el tejido muscular cede y se hernian originando las bolsas en los ojos

La consecuencia principal es la alteración estética de la zona. Las bolsas aparecen en los párpados inferiores o superiores, pueden ser lisas o abultadas y suelen presentar una forma asimétrica, generalmente otorgan una aspecto cansado a la mirada.

Ojeras, edemas y patas de gallo

No hay que confundir las bolsas en los ojos con otras afecciones  que aparecen en la misma zona facial, pero por causas distintas y con diferentes consecuencias, como pueden ser:

  • Ojeras: son la extravasación de pigmentos, lo que origina un aspecto violáceo o marronáceo, sin suponer un aumento de volumen. Las técnicas para su corrección serían la infiltración de ácido hialuronico, peelings químicos para aclarar su color o la infiltración de pequeños depósitos de grasa.
  • Edemas: se originan por la falta de drenaje o por una microcirculación deficitaria. 
  • Patas de gallo: se ocasionan por la pérdida de elasticidad provocada por el paso de los años, o bien, por una alta gesticulación. 

La pregunta de cómo eliminar las bolsas en los ojos es recurrente, y es que podemos tenerlas por múltiples causas: por haber dormido mal, haber comido o bebido inadecuadamente la noche anterior, por retención de líquidos o, simplemente, por el paso del tiempo. Existen muchos trucos y cosméticos para tratarlas. Sin embargo, para erradicarlas de manera definitiva será preciso atender a las pautas que exponemos en esta entrada.

¿Por qué se forman las bolsas en los ojos? Sus principales causas

En primer lugar, cabe señalar que las bolsas en los ojos pueden formarse por:

  • Retención de líquidos.
  • El crecimiento y herniación de las formaciones de grasa que existen en la zona ocular. Dichas formaciones, por lo general, se encuentran retenidas en el septo orbitario, pero con el paso del tiempo el tejido muscular cede y quedan libres, originando las bolsas bajo los ojos.

A estas circunstancias suelen añadirse:

  • El paso del tiempo. La edad suele ser el factor que más favorece la aparición de las bolsas bajo los ojos. Por ello, suelen manifestarse a partir de los cuarenta y afectan tanto a hombres como a mujeres.
  • Factores genéticos. Es posible tener la tendencia de desarrollar bolsas en los ojos por causas hereditarias.
  • Consumo de alcohol o tabaco.
  • Trastornos del sueño.

Hay que tener en cuenta que la acción simultánea de varios de estos factores favorece la predisposición a tener bolsas bajo los ojos.

Cómo prevenir las bolsas en los ojos

El contorno de ojos es una de las zonas de nuestro rostro que más nos preocupa ya que es la primera en la que se empiezan a notar los signos de envejecimiento. Además, está muy expuesta a la constante gesticulación.

Tratar la piel de la zona con cosméticos adecuados es muy importante, pero a veces olvidamos el otro punto muy clave, que es mantener activa la musculatura que rodea nuestros ojos, ya que es la mejor manera de mantener a raya la flacidez y evitar que las arrugas de expresión se conviertan en arrugas instaladas.

Y los resultados será mejores aún si a la vez que activamos la musculatura ayudamos con un pequeño drenaje a reducir las bolsas y la hinchazón en la zona.

Este es un masaje muy sencillo y efectivo con resultados. Si eres constante notarás los resultados a largo plazo pero de forma visible. Además, es un masaje muy placentero y relajante. La excusa perfecta para dedicarnos un rato a nosotras mismas.

Ácido hialurónico

Conocido por ser un excelente moldeador facial, se trata de un producto muy seguro y muy recomendado si, además de bolsas, se desean erradicar surcos, arruguitas o líneas de expresión en el contorno de los ojos.

Consiste en un relleno del surco nasoyugal elaborado con una composición específica para este problema. Así, se nivela la discontinuidad creada por el hundimiento de los pómulos y el párpado inferior, reduciendo de forma palpable las bolsas y las ojeras.

El efecto resultante es la desaparición de la mirada cansada y de las arrugas por flacidez bajo el párpado inferior.

Gracias a que el ácido hialurónico es una sustancia natural, el organismo la absorbe con facilidad y no hay prácticamente efectos secundarios. A su vez, es un procedimiento no quirúrgico muy seguro, con unos riesgos mínimos y resultados visibles.

El efecto del ácido hialurónico dura entre 8 y 18 meses. A partir de ese lapso de tiempo, el profesional decidirá si es necesario someterse a más sesiones.

Los resultados son muy naturales evidenciándose una mirada rejuvenecida. Esto se consigue gracias a la eliminación de pequeñas arrugas, así como una mayor elasticidad en la piel alrededor de los ojos. Esto impedirá que vuelvan a aparecer arrugas o bolsas de ojos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

WhatsApp chat