fbpx

Puntos negros en la espalda: Por qué aparecen y cómo acabar con ellos

puntos negros en la espalda

¿Puntos negros en la espalda? Nada de qué afligirse; es algo muy frecuente. En efecto, la espalda es una de las zonas corporales más comunes donde aparecen las molestas espinillas. Se debe, en gran parte, a que allí la sudoración es excesiva y predispone a un tipo de acné leve.

¿Por qué aparecen puntos negros en la espalda?

Esos puntitos o granitos surgen cuando los poros de la piel de la espalda se obstruyen. ¿Cuáles pueden ser las causas de ello? Los cambios hormonales, la acumulación de células muertas, los gérmenes, la falta de higiene, el exceso de sebo o grasa que genera la piel y el exceso de sudoración. A ello suele añadirse cierta predisposición genética a padecer de acné.

Este acné leve específico de la espalda (caracterizado por granos con pus, rojeces, puntos negros profundos y pequeñas lesiones) suele presentarse con mayor frecuencia en los hombres; se calcula que, de cada 10 personas afectadas con este trastorno, solo dos son mujeres.

¿Cómo acabar con ellos?

Existen algunos remedios naturales con propiedades antibacterianas y a la vez exfoliantes que garantizan un gran porcentaje de éxito. Pero atención: además de un tratamiento específico, resulta conveniente tomar algunas medidas higiénicas especiales para combatir el acné en la espalda.

Modificar la rutina de aseo diaria

Para lograr combatir los puntos negros de la espalda es preciso, como primera medida, modificar la rutina diaria de higiene. ¿Qué significa? Lo ideal es ducharse cada día y al hacerlo usar un jabón anti-bacterias o un gel de ducha o de baño de excelente calidad y componentes naturales. También aporta muchos beneficios una exfoliación una o dos veces por semana. Puede realizarse, durante la ducha diaria, pasando el jabón o el gel con la ayuda de una esponja vegetal o un cepillo especial para lavar la espalda. Ello contribuirá a eliminar gérmenes y células muertas.

Remedio de ajo y limón

El ajo y  el limón son dos superalimentos que proporcionan múltiples beneficios para la salud. También se utilizan en la preparación de mejunjes caseros para tratar cuestiones estéticas. En el caso específico de los puntos negros a los que se hace referencia, son elementos que, combinados, funcionan perfectamente para decir «adiós» al acné en la zona de la espalda.

El ajo tiene propiedades astringentes y contribuye a la remoción de los desechos que, acumulados, obstruyen los poros de la piel. Además, es un efectivo elemento anti-gérmenes. El limón, por su parte, regula el ph de la piel y controla el exceso de grasas e impurezas acumulados en su superficie.

Para preparar este remedio hecho en casa se necesitan tres dientes de ajo crudo y el jugo de un limón. ¿Cómo se hace el ungüento? En un mortero se trituran los dientes de ajo y a la pasta resultante se le agrega el líquido. Es preciso dejar reposar la preparación durante unos 20 minutos o media hora.

Por último, y debido a que el limón y la exposición solar no se llevan del todo bien, lo mejor es aplicar este ungüento por la noche sobre la zona afectada.

Peeling corporal

Es otro tratamiento sumamente efectivo para terminar, de una vez, con las espinillas en la espalda. Se trata de una higiene de espalda a base de un peeling químico. Como todos los tratamientos de cosmética y belleza a base de químicos, debe realizarse en un centro homologado para ello.

Además no solo aparecen en la espalda, sino que la cara, la nariz y el escote también son lugares propensos a ellos. Por eso si quieres quitar los puntos negros definitivamente de cualquier parte del cuerpo has de tener unos buenos hábitos de higiene combinados con un remedio casero y natural y/o un procedimiento cosmético un tanto más sofisticado de exfoliación profunda. Y si aún así este acné no remite, la consulta a un médico dermatólogo resulta inminente.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

WhatsApp chat