masajes reductores y modeladores

Tener un cuerpo armonioso y sin kilos o centímetros extras es un sueño para muchas. A veces no alcanza con una dieta o ejercicios y debemos acompañar nuestros esfuerzos con algunos procedimientos extras para reducir esos centímetros que consideramos de más y grasas localizadas.

Los masajes en general son una manera terapéutica de mejorar nuestra salud, utilizando diferentes técnicas y alternativas para lograrlo. Cuando hablamos de masaje reductor, nos referimos a una modalidad de los masajes, destinada a reducir el tejido adiposo, es decir, estimular ciertas zonas de nuestro cuerpo para lograr eliminar la grasa localizada en ellas.

La masoterapia para adelgazar comporta una serie de beneficios importantes para nuestra salud, pero especialmente para nuestra estética, ya que nos ayuda a lucir una figura más estilizada. La idea del masaje reductivo es moldear la figura y eliminar el exceso de grasa que se concentra en algunas zonas específicas del cuerpo.

¿Cómo funciona?

El masaje reductor, funciona por medio de diferentes técnicas de masaje combinadas. Las principales técnicas son manuales, pero actualmente se han implementado máquinas para desarrollar mejor esta tarea. La idea es estimular la zona donde se encuentra localizada, a fin de generar la sensación de que la persona ha hecho ejercicios, esto explica en el hecho de algunos pacientes sienten picor durante el masaje o incluso dolor, debido a la celulitis.

Para que los masajes reductores den resultados más eficaces se deben acompañar con sesiones de drenaje linfático, esto ayuda a que nuestro sistema linfático sea más rápido y trabaje mejor en la eliminación de las toxinas. Muchas veces las causantes de nuestro exceso de volumen se eliminen mediante la orina y las heces.

Los masajes reductores son muy eficaces. Antes de comenzar las sesiones, el especialista analizará que clase de grasa tienes: grasa blanda o dura. La grasa dura es la que se compacta gracias a los ejercicios del gimnasio y mientras muchos creen que es músculo es en realidad grasa dentro de los músculos. Una vez determinado esto empiezan las sesiones de masajes reductores junto al drenaje linfático. La clave está en acompañar esto con actividad física y buena alimentación para que vuelvas a tener la figura soñada.

Combinación con otras iniciativas

Para decidirte a aprovechar la masoterapia adelgazante, debes tener en cuenta que los masajes por sí solos no tendrán el efecto esperado si no los combinas con otras estrategias para perder peso, como por ejemplo, la nutrición balanceada, e incluso la realización de ejercicios. Muchas personas creen que el masaje sustituye estos dos aspectos, pero esto realmente no funciona así, ya que los masajes son un complemento del resto de las prácticas de adelgazamiento.

Existe una variadas de técnicas complementarias

Cavitación

La cavitación es un tratamiento no invasivo que combate la celulitis y la grasa localizada gracias a la aplicación de ultrasonidos en la superficie externa de la piel. Los ultrasonidos producen cambios de presión en el tejido graso provocando la transformación de las células adiposas (grasa) en líquidos que el cuerpo eliminará de forma natural.

Mesoterapia

El tratamiento de mesoterapia consiste en la inyección de sustancias minerales, homeopáticas, vitaminas y aminoácidos en el mesodermo (una capa de la piel) para eliminar grasas, reafirmar y activar la circulación sanguínea. La grasa disuelta se elimina en forma de líquidos.

Lipomassage

Es un tratamiento reductor que ayuda a perder kilos y redefinir el contorno de brazos, piernas y abdomen. Esta técnica ablanda la grasa para producir luego por tracción la lipolisis o división de la grasa, que luego se convertirá en energía que debemos quemar.

Carboxiterapia

Es un procedimiento no quirúrgico que inyecta dióxido de carbono (CO2) en los tejidos subcutáneos para acabar con el exceso grasa al eliminar la cantidad de oxígeno existente entre las células. Puede aplicarse solo o en combinación con otros tratamientos

Radiofrecuencia corporal

Se aplica una corriente de alta frecuencia para aumentar la temperatura de los tejidos desde las células y conseguir un incremento del riego sanguíneo que estimula la propia regeneración de las células para reducir contorno.

Yesoterapia

Es un tratamiento en el que se realizan masajes reductores en la zona con grasa localizada, tras lo que se aplica un vendaje de yeso lipolítico. La piel absorbe los ingredientes presentes en la venda, que aumentan la temperatura y ayudan a quemar el exceso de grasa.

Maderoterapia

Consiste en la realización de masajes utilizando utensilios de madera de variada forma que se adaptan a las diferentes partes del cuerpo. Aplicado junto con aceites y geles reductores, reafirma y tonifica eliminando la grasa.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *